Proyecto Ram

Gracias por estar aquí. Si estás aquí no es por casualidad, ya que esta página puede ser encontrada:

  1. Si alguien te dirigió hacia acá
  2. Si buscaste algo relacionado con el tema

De cualquier forma no existen las casualidades, aunque mucha gente cree lo contrario. Pero estar aquí significa estar plenamente conciente de lo que estás haciendo. Por lo tanto tú sabes que estás aquí porque:

  1. Alguien, a quien le tienes plena confianza, o, dicho de otra forma, que te tiene plena confianza a ti, te pidió que estuvieras aquí
  2. Tú eres lo suficientemente intuitiv@ (por ejemplo, ya sabes que nada sucede por casualidad) para entender que esta página realmente te da una oportunidad para tu crecimiento interior, ya que el único camino de evolución que existe en La Creación (Big Bang, o como le quieras llamar) es el de ir de la oscuridad a la luz, vida tras vida, tras vida

Esta es una gran aventura para ti. Aquí te puedes probar a ti mism@ Quién Eres Realmente.

 

Si no puedes ayudarte a ti mism@:
Ayuda a alguien más.

Y lo que hagas de corazón se te regresará multiplicado.

Esa, como todo lo demás que encontrarás aquí, es una Ley de la Vida.

Para mucha gente ayudar a otros es un gran problema, y, por ser así, terminan no ayudando a nadie, y, lo que es peor, pierden preciosas oportunidades de ayudarse a sí mismos a ser mejores personas.

Por lo tanto no te voy a dar argumentos -son un número infinito de ellos- de por qué no debes ayudar. Tú conoces los tuyos.

Pero estás aquí para probarte a ti msim@ que sí eres capaz de ayudar, y de convertirte así en una mejor persona, ya que el agradecimiento de las personas a las que ayudas hacen que seas ayudado. Esto sucede aún si no conoces a la o las persona(s) a la(s) que ayudas.

Este sitio es como aquella película que se llama “Cadena de Favores”:

Alguien, a quien tú conoces, te pidió que entraras aquí para ayudar a una persona que está pidiendo ayuda para ella y para muchas familias que están en su misma situación, o, si se puede, en una situación peor que la suya. O, lo que es mejor aún, tú eres la primera persona en la cadena que estás a punto de formar.

Yo, Quien Está Escribiendo Esto, no te puedo pedir que ayudes, ya que no me conoces, y esto será el primer pensamiento que cruce por tu mente para no ayudar. Pero Yo, Quien Está Escribiendo Esto, también sé que no podrás decir que no ayudas porque no me conoces, ya que sí conoces a la persona que te pidió que visitaras esta página y/ó buscaste para encontrarla.

La forma de ayudar a la persona en cuestión y a muchas familias de la región, por el grandísimo problema y sufrimiento constante que esta persona y muchas otras familias han sufrido y siguen sufriendo, es de la siguiente forma:

El dinero que tú y las demás personas que visiten esta página se den el gusto de donar, será entregado en su totalidad a la persona que nos está pidiendo ayuda. Nadie más, ni yo, ni la persona que te invitó a entrar, ni cualquier otra persona recibirá absolutamente nada del dinero donado por ningún concepto: sea por colaborar en la campaña, por ser la persona que puede ayudar profesionalmente, por ejemplo, un médico que cobre sus honorarios por ayudarle a la persona a mejorar su salud, ni por cualquier otro motivo, sea cual fuere.

La persona que está pidiendo ayuda en nombre de la justicia recibirá absolutamente todo el dinero donado, hasta el último centavo, y ella sabrá qué hacer con él. Yo le estoy aconsejando qué hacer, conforme consiga dinero para pagar a un abogado, entre muchos otros pagos necesarios (por desgracia, el sistema de justicia requiere dinero y más, si se trata de aclarar la involucración de funcionarios del gobierno local en actos criminales contra la persona en cuestión y contra muchas familias que viven allí) y tú puedes también participar con tus consejos y sugerencias, ya que después de donar y proporcionarnos tus datos, podremos ponernos en contacto y, si así lo deseas, podrás conocer personalmente a la persona en cuestión.

Yo, la persona que te invitó, tú, y todos los demás que participen en esta campaña de donación altruista, podrán conocer absolutamente todo lo que deseen acerca de lo que la persona que está pidiendo ayuda esté haciendo con el dinero en cualquier momento, y tantas veces como consideren necesario, ya que podrán entrevistarse directamente con la persona en cuestión, y/ó, podrán pedir toda la información que consideren pertinente de mi o de la persona que te invitó. La única condición es que tu donación sea sincera, que sea, como se acostumbra decir, de corazón.

Eso, exactamente eso: que tu ayuda sea de corazón, es lo que iniciará esta aventura para ti. Te permitirá participar a hacer algo para mejorar, no un poquito, sino un mucho, no nada más la condición de vida en este país, sino que en todo el mundo, en todo lo que Carl Sagan nombró: El Planeta Azul.

Nuesto proyecto, tomando un caso particular de una persona en particular como ejemplo de lo que el mismo ser humano le está haciendo al ser humano (incluyéndose a si mismo), pretende

Abrir los Ojos de Todo Aquél Que Esté Dispuesto A Escuchar

Repito: Esto es para todo aquél que esté dispuesto a escuchar, no para aquél que en primer término quiera ser escuchado, y, mientras oye está pensando qué contestar, que, claro está para él o ella, es mejor que lo que está oyendo.

El que tenga oídos que oiga (Mateo 13 9)

Enlace para donar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Negocio Independiente Tel: (55)7164-4187